“ES IMPOSIBLE VIVIR BAJO LAS LEYES DEL DEMONIO CHINO”: Último testimonio escrito de Nangdrol

“Este diablo que es China que tiene invadido Tíbet, hace imposible vivir bajo sus leyes del mal”,estas son las dos líneas de la última declaración escrita en la forma de poema de Nangdrol, un joven tibetano que se prendió fuego a principios de este año.

Esta es la última declaración Nangdrol, junto con un video de los otros dos auto-inmolados, Sonam y Kyab Choephag, fue expuesto  hoy en una conferencia de prensa llevada a cabo por la Administración Central Tibetana sede en Dharamsala.

“Al poner en riesgo sus propias vidas, un grupo de tibetanos dentro de Tíbet nos han enviado las últimas declaraciones y los videos  por correo,” Tenpa Dhargyal, un ex preso político dijo a periodistas en la conferencia.

Nangdrol,  de 18 años, se prendió fuego cerca del Monasterio de Zamthang en la región de Ngaba en el este del Tíbet el 19 de febrero y falleció en el acto. De acuerdo con fuentes en el exilio, Nangdrol gritó consignas pidiendo la ‘larga vida de Su Santidad el Dalai Lama y libertad para el Tíbet “.

Los monjes del monasterio Zamthang desafiado las órdenes de la policía y llevaron el cuerpo carbonizado de Nangdrol al interior del monasterio. Sin embargo, como la presión y la intimidación de las fuerzas armadas chinas en el monasterio, Nangdrol fue incinerado pocas horas después de su muerte.

Más que 1.000 personas se habían reunido en el monasterio para vigilar el cuerpo de Nangdrol y presentar sus últimos respetos.

El cuarta de ocho hijos, Nangdrol, en su último poema instó a los tibetanos a mantener la unidad y la armonía.

“Al renunciar a mi vida en el fuego, hombres y mujeres del Tíbet espero que se mantenga la unidad y la armonía”, escribió Nangdrol.

El joven tibetano también oró por la larga vida de Su Santidad el Dalai Lama y la liberación del Tíbet.

“Mi pueblo tibetano obtiene la liberación del dominio  de China. Bajo sus demoniacas leyes de China hay un inmenso sufrimiento, este sufrimiento es insoportable.”

“La China del mal, que no tiene amor y compasión, nos inflige golpes y dolores insoportables, en última instancia nos ahogan”,  fragmentos del poema.

La continua ola de autoinmolaciones en el Tíbet ha sido testigo de 35 tibetanos auto-inmolados, desde el año 2009, exigiendo el regreso de Su Santidad el Dalai Lama desde el exilio y la libertad en Tíbet.

(FUENTE: PHAYUL)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: