LA FUERZA DE SEGURIDAD CHINA ASESINA A UN TIBETANO POR INTENTO DE AUTO-INMOLACIÓN EN TÍBET

Un hombre tibetano ha sido asesinado presuntamente por agentes de seguridad chinos después de que se enteraron de que había intentado auto-inmolar en una protesta contra la continuación de la ocupación china del Tíbet.

Dorjee Rabten, de 57 años, fue asesinado por las autoridades chinas el 23 de agosto en una casa de huéspedes en Siling, a donde había ido para un chequeo médico.

Según Gyaltsen Choedak, un tibetano exiliado con estrechos contactos en la región, Drukjham Gya hijo de Dorjee Rabten, fue informado más tarde por los funcionarios locales chinos que fuera solo a la ciudad a recoger el cuerpo de su padre, sin proporcionar ninguna información adicional.

“Pero cuando llegó allí, los funcionarios chinos locales le entregaron las cenizas de su padre”, dijo Choedak.

Según la misma fuente, Dorjee Rabten fue detenido antes, cuando viajó a Malho Chentsa en Amdo región del este de Tíbet para llevar a cabo su auto-inmolación.

Rabten se había quedado en una casa de huéspedes y compró queroseno, preparándose para su protesta.

“Pero sus preparativos secretos se filtraron y el 17 de agosto, las autoridades de seguridad chinas rodearon la casa de huéspedes y detuvieron a Dorjee Rabten”, dijo Choedak.

El mismo día, Dorjee fue entregado a su hermano menor Riglo Tsering, quien le dijo a los funcionarios chinos que ahora era responsable de todas las acciones de su hermano mayor.

“Dorjee Rabten fue puesto bajo restricciones severas y funcionarios chinos visitaron su casa dos o tres veces al día para ver cómo estaba,” dijo la fuente.

“A raíz de la intensa presión y el estrés, Dorjee Rabten decidió ir a un chequeo médico a la ciudad Siling”, dijo Choedak citando fuentes en la región. “Los funcionarios chinos en secreto lo siguieron a la ciudad y lo asesinaron en el hostal.”

Según las fuentes, Rabten había decidido protestar contra la práctica de China de denunciar el líder espiritual tibetano, el Dalai Lama, la falta de libertad en el Tíbet, y las políticas del gobierno de China de restringir las oportunidades académicas para los jóvenes tibetanos.

Antes de su actual intento de autoinmolación, Rabten también había ido a encontrarse con su padre de 88-años de edad.

Rabten tiene dos hijos, Drukjham Gyal y Sherab, y una hija Dolma Choeyang.

Desde 2009, el Tíbet ha sido testigo de 54 tibetanos que se han prendido fuego exigiendo la libertad en el Tíbet y el regreso del Dalai Lama desde el exilio.

El mes de octubre sólo han habido dos auto-inmolaciones. El 6 de octubre, Sangay Gyatso, de 27 años, padre de dos hijos, se prendió fuego en la región de Tsoe Kanlho, mientras Gudrub, de 43 años, un escritor tibetano, se prendió fuego en Nagchu ciudad el 4 de octubre. Ambos fallecieron en sus protestas de fuego.

(FUENTE PHAYUL)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: