Dos monjes tibetanos condenados a prisión por el gobierno chino

En la continua búsqueda de tibetanos sospechosos de haber participado en protestas pacíficas, dos monjes del Monasterio Nyitso Zilkar en la región del este de Tíbet en Tridu, han sido condenados a dos años de prisión.

Sonam Sherab, de 45 años, y Sonam Yignyen de 44, fueron condenados por un tribunal chino en Siling ciudad por cargos desconocidos. Ellos fueron detenidos junto con tres otros monjes, Lobsang Jinpa, 30, Tsultrim Kalsang, 25 y Ngawang Monlam, 30 el 1 de septiembre por agentes de seguridad chinos en una redada sorpresa.

Lobsang Sangyal, un monje tibetano en el sur de la India, citando fuentes dentro de Tíbet dijo que toda la región alrededor de Monasterio Zilkar está bajo estricta vigilancia con el personal de seguridad chino interrogando tibetanos locales e imponiendo restricciones en su movimiento.

“La estricta vigilancia en el Monasterio está creando obstáculos en la rutina de estudio de los monjes, mientras que los interrogatorios y las restricciones impuestas a los lugareños están perjudicando su sustento, así como los estudios de los niños”, dijo Sangyal.

Añadió que la situación y el paradero de los otros monjes detenidos, entre ellos Tenzin Sherab, quien fue detenido el 1 de octubre, sigue siendo desconocido.

El 1 de septiembre, las fuerzas de seguridad chinas llegaron en gran número y confiscaron artículos electrónicos, incluidos los ordenadores y CDs de los cinco monjes. Otros monjes del monasterio que abogaron por la liberación de los detenidos fueron golpeados severamente.

Los arrestos y condenas se creen que se han llevado a cabo en relación con las protestas pacíficas que se produjeron en la zona el 8 de febrero de este año.

Miles de tibetanos en Tridu habían participado en la protesta pacífica coincidiendo con la vigilia de solidaridad mundial convocada por la Administración Central Tibetana en el exilio.

Alrededor de 400 monjes del monasterio Zilkar habían encabezado la marcha de protesta hacia Zatoe con pancartas, escritas en tinta azul y roja, símbolo de las dos deidades protectoras del Tíbet, pidiendo el regreso del Dalai Lama, la liberación de los presos políticos tibetanos incluyendo el XI Panchen Lama y el respeto por la vida tibetana.

Aunque no se hicieron arrestos durante la protesta, el 16 de febrero, tres monjes de Zatoe – Sonam Gyewa, Samten Lobsang, y Nyima Lobsang fueron detenidos y condenados posteriormente por el Tribunal  de Siling en un juicio secreto sin la presencia de la familia de los monjes imputados.

(FUENTE PHAYUL)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: