Un hombre tibetano muere meses después que la policía china utilizara explosivos en las protestas pacíficas

Gyalrig Thar

Gyalrig Thar

 

Un hombre tibetano ha sucumbido a sus heridas, nueve meses después de haber sufrido heridas graves en una violenta represión policial en la protesta pacífica en la región de Ba Dzong del este de Tíbet. Durante la misma protesta el 18 de marzo de 2012, un menor de edad murió y varios resultaron heridos después de que la policía china utilizara gases lacrimógenos y explosivos para dispersar a la multitud.

De acuerdo con Sonam, un tibetano exiliado, Gyalrig Thar de 35 años falleció en un hospital de Siling después de no poder recuperarse de las lesiones graves en la cabeza causadas por el uso de explosivos y por las palizas brutales de los policías.

“Durante los nueve meses que pasó Gyalrig Thar en los hospitales, no pudo pronunciar ni una palabra”, dijo Sonam citando fuentes en la región. “Incluso después de chequeos en distintos hospitales reveló que no tenía muchas posibilidades de sobrevivir, fue operado de la cabeza hasta tres veces.”

Según el Centro Tibetano de Dharamshala para los Derechos Humanos y la Democracia, Thar se había vuelto demasiado débil incluso para “consumir o conservar sus alimentos o medicinas en su cuerpo”.

El 18 de marzo de 2012, Thar participó en una marcha de protesta pacífica de más de un millar de tibetanos en el Ba Dzong o región Gepasumdo, exigiendo la liberación de más de 50 monjes del Monasterio Shingtri. Tres días antes, el 15 de marzo, los monjes Shingtri había llevado a cabo una protesta pacífica, pidiendo el “regreso de Su Santidad el Dalai Lama”, “libertad” y “el respeto a la igualdad de la lengua tibetana”.

Según TCHRD, Thar se había unido a la protesta pacífica pidiendo a las autoridades chinas la libertad de los monjes detenidos. Cuando las autoridades chinas no soltaron a los monjes, las protestas frente a la oficina del gobierno local se intensificaron en la tarde.

 

“En ese momento, un grupo de las fuerzas de seguridad, como la policía armada entró corriendo para detener la protesta. Las fuentes dijeron que la policía utilizó fuerza excesiva incluidas las bombas de gas lacrimógeno y explosivos para sofocar la protesta “, dijo el grupo. “Otras fuentes también informaron el año pasado que la policía usó granadas de controlar los desarmados manifestantes tibetanos”.

Un niño de 12 años murió en la represión violenta y muchos otros resultaron heridos y fueron hospitalizados bajo vigilancia estricta.

Gyarig Thar nació en Gon-Gongma Village Tagkor en Ba Dzong en Tsolho región de Tíbet oriental. Le sobreviven sus 10 miembros de la familia incluido el padre, Gonpo, madre, Tsering Tso, hijos Chagthar Gyal, 13 y Taglha Tsering, 10.

El año 2012 fue testigo de 83 auto-inmolaciones y una serie de protestas masivas contra el dominio chino en el Tíbet. Las autoridades chinas han utilizado la fuerza violenta y fuego real para reprimir las protestas y los tibetanos condenados a largas penas de cárcel.

(FUENTE PHAYUL)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: