MOMOS (Empanadillas vegetales tibetanas)

Los momos son el plato típico del Tibet. Unas humildes empanadillas parientes cercanas de los mantis, gyozas, jiaozis o buuz de otras partes de Asia. Se preparan al vapor o fritas, con un relleno vegetal o a veces de carne de búfalo o pollo. Al XIV Dalai Lama le encantan de espinacas y queso fresco.

MOMO TIBETANO

Ingredientes;

Masa;

3 tazas de harina de trigo o cebada
1 cucharada de aceite
1 taza de agua
1 pizca de sal

Preparar la masa es laborioso y es necesaria bastante practica. Así que lo mejor es comprarla en un establecimiento asiático. Tened cuidado no confundiros con la masa de wantan, que es cuadrada y de color amarillo. La masa de momos es redonda y de color blanco.

Si quereis prepararla vosotros mismos normalmente se usa harina de trigo o cebada y agua. Se amasa (unos 10 minutos) hasta formar una masa elástica que no se pegue. Se deja reposar 1 hora. Se vuelve a amasar.

Después se forma una salchicha alargada y se van partiendo canicas de masa. Cogemos una de estas bolas y le damos forma de un pequeño disco con la mano. Después con el rodillo la aplanamos, dejando siempre el centro con un poco mas de grosor.

Preparación;

En una sartén sofreír la cebolla y la cebolleta ligeramente. Añadir el ajo y el jengibre y dejar un par de minutos. Retirar del fuego y añadir el resto de ingredientes. Mezclar bien hasta formar una pasta untuosa y bien ligada. Reservar hasta que se enfríe.

Pruebe el relleno y decida si necesita mas sazón o especias.

Ahora rellenamos los momos. Es importante no poner demasiada masa en cada uno o se abrirán. Sujete en la palma de su mano una hoja de masa y ponga en el centro una cucharadita de relleno. Ciérrelo bien, sellando si fuera necesario los bordes con algo de agua. Es importante que el momo este bien cerrado, solo así conseguirá una empanadilla jugosa.

Existen muchas maneras de cerrarlos. Para conseguir la forma de media luna, como los de la foto, hay que ser un verdadero experto… yo lo intente hacer 100 veces y solo conseguí un churro… pruebe o ciérrelos como una empanadilla tradicional. Por cierto, se acuerda de los “ha kao” que preparé hace meses… es una buena opción.

Mientras repite la operación con el resto de masa, conserve los momos ya preparados bajo un paño húmedo, así no se secaran.

Puede freír los momos. En ese caso simplemente caliente aceite abundante en una sartén y vaya friéndolos por tandas hasta que estén bien dorados.

Para hacerlos al vapor engrase el fondo de una vaporera. Vaya situando momos de manera que no se toquen y estén bien cómodos. Así prevenimos que se peguen unos a otros.

Cierre la vaporera y situela sobre un cacharro con agua. Es importante que el agua NUNCA toque el fondo de la vaporera. Cuando el agua hierva cocine los momos entre 5-6 minutos.

Sírvalos calientes con alguna salsa picante.  (FUENTE: CUADERNO DE COCINA ORIENTAL)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: