MASTIN TIBETANO (DOGO DEL TIBET)

El Mastín TIbetano es un perro originario del Tíbet, que apareció hacia el año 8000 a. C.

Orígenes

El Mastín Tibetano o Dogo del Tibet (Do-Khy) es una antigua raza de trabajo de los pastores nómadas del Himalaya y un guardián tradicional de los monasterios tibetanos. Se ha rodeado de gran misticismo desde que fue descubierto en la antigüedad. Desde su mención por Aristóteles (384 – 322 a. C.) a las famosas escrituras de Marco Polo, quien fue a Asia en 1271, todos los informes históricos alaban la fuerza natural y grandeza del dogo del Tibet, tanto física como mentalmente. Hasta su ladrido ha sido descrito como único y como característica de la raza altamente atesorada.

Los canófilos europeos destacados del pasado como Martin y Youatt, Megnin, Beckmann, Siber como así también Strebel, Bylandt han investigado intensamente al Mastín Tibetano, por estar fascinados con su origen y función en la cultura tibetana. Considerada como la raza de donde derivaron todas las razas de montaña grandes y de todos los mastines.

Uno de los primeros dogos del Tibet en alcanzar orillas occidentales fue un ejemplar macho enviado a la Reina Victoria por Lord Hardinge (en ese entonces Virrey de la India) en 1847. Posteriormente en 1880 Eduardo VII (en ese entonces Príncipe de Gales), se llevó 2 perros de regreso a Inglaterra. Uno de los primeros registros de camada de Dogos Tibetanos fue en 1898, nacida en el Zoológico de Berlín.

Según testimonios que se remontan a 2.000 años antes de Cristo, el Mastín Tibetano era empleado por los asirios como perro de guerra y para la custodia de los prisioneros.

Todavía aparece con el mismo aspecto en los bajorrelieves babilónicos, egipcios y griegos, demostrando de este modo la gran difusión que tuvo en tiempos tan remotos. Con las conquistas romanas y las invasiones de los pueblos asiáticos, se extendió rápidamente por la cuenca del Mediterráneo dando origen a todas las razas de molosos europeos, a muchas de pastor y a otras de salvamento como el San Bernardo, el Terranova y el Perro de Montaña de los Pirineos.

Es una de las razas de origen más antiguo y que todavía hoy se utiliza en la cadena del Himalaya para la custodia de los rebaños y como guardián de los monasterios. En el cumplimiento de esta función es seguro e incorruptible, feroz y peligroso con los extraños, como casi todas las razas que podemos definir como “antiguas” y cuyo carácter se ha ido forjando en el curso de los siglos. Se ha extendido poco fuera de Asia, incluso entre los canófilos, ya que es poco frecuente ver ejemplares de esta raza participar en exposiciones caninas internacionales.

Características

Utilización: Es un perro de compañía, guardia y protección ; lento para madurar, las hembras únicamente alcanzan su apogeo entre 2 y 3 años y los machos por lo menos a los 4 años.
Aparencia general: Es un perro poderoso, pesado, de buena estructura ósea. Impresionante, de apariencia solemne pero bondadoso.
Proporciones importantes: Las distancias del occipital a la depresión naso-frontal y de esta última a la punta de la nariz son iguales, aunque la caña nasal puede ser un poco más corta. El cuerpo es ligeramente más largo que la altura a la región de la cruz.
Temperamento/comportamiento: Reservado y protector.
Cabeza: Bastante ancha, pesada y fuerte. En la edad madura puede tener algunas arrugas en la cabeza, que se extienden desde arriba de los ojos hacia abajo hasta las comisuras de los labios.
Región craneal

  • Cráneo: masivo, con protuberancia occipital muy marcada.
  • Depresión naso-frontal (Stop): Muy bien definida.

Región facial:

  • Nariz: Ancha, bien pigmentada, con ventanas de la nariz bien abiertas.
  • Hocico: Bastante ancho, bien lleno y cuadrado, visto desde todos los ángulos.
  • Labios: Bien desarrollados, formando belfos moderados.
  • Mandíbulas / Dientes: Mandíbulas fuertes con mordida en tijera perfecta, regular y completa, es decir que la cara interna de los incisivos superiores esté en contacto estrecho con la cara externa de los incisivos inferiores ; los dientes deben ser colocados en ángulo recto en las mandíbulas. Se acepta la mordida en pinza. Es esencial que la dentadura encaje ajustadamente para que el hocico conserve su forma cuadrada.
  • Ojos: Muy expresivos, de tamaño mediano y de color en cualquier tonalidad de pardo. Ovalados, colocados bien separados entre sí y ligeramente oblicuos.
  • Orejas: De tamaño mediano, triangulares, colgantes, llevadas bajas, caídas hacia adelante y colgando junto a la cabeza. Cuando el perro está alerta, las levanta. La parte externa del pabellón de las orejas está cubierta de pelo suave y corto.

Cuello: Fuerte, bien musculoso, arqueado. No debe tener mucha papada. Cubierto por una melena de pelo espeso e hisurto.
Cuerpo: Su cuerpo es vigoroso.

  • Espalda: Recta, musculosa.
  • Grupa: Casi imperceptible.
  • Pecho: Bastante profundo y de amplitud moderada. Las costillas son bastante arqueadas para darle forma de corazón a la caja torácica. El pecho desciende más abajo de los codos.

Cola: De mediana a larga, pero no debe llegar más abajo de la articulación tibio-tarsiana. De inserción alta en la altura de la línea superior. Enroscada sobre la espalda hacia un lado. Está bien cubierta de flecos.
Extremidades

  • Miembros anteriores: Rectos, bien cubiertos de pelo denso en toda su extensión.
    • Hombros: Bien inclinados, musculosos y de osamenta fuerte.
    • Metacarpos: Fuertes, ligeramente inclinados.
  • Miembros posteriores: Poderosos, musculosos. Visto de atrás, los miembros traseros son paralelos.
    • Rodilla: Angulación femoro-tibio-rotuliana bien angulada.
    • Corvejón: Fuerte, bien descendido. La amputación de los espolones (simples o dobles es optativa).

Pies: Bastante grandes, fuertes y compactos. Tienen la forma de los pies de gato con bastante pelo entre los dedos.
Movimiento: Firme, libre, siempre ligero y elástico. En andaduras veloces tiende a acercar los miembros en una línea mediana. Cuando camina, parece lento y cuidadoso.
Pelaje: Los machos tienen notablemete más pelo que las hembras. La calidad del pelo es de mayor importancia que la cantididad. Principalmente el pelo debe ser bastante largo y denso. En clima frío debe tener una capa de pelos interna gruesa que se vuelve algo rala en los meses calurosos. El pelo es fino pero duro, recto e hisurto. Nunca sedoso, rizado u ondulado. El pelo de la capa interna, cuando la tiene, es bastante lanoso. El cuello y los hombros están cubiertos de pelo dando la apariencia de una melena. La cola está cubierta de pelo tupido y denso. La parte superior trasera de los miembros posteriores tiene bastante pelo largo que forma flecos.
Color: Negro intenso, negro y fuego, pardo, varias tonalidades de dorado, gris y azul; gris y azul y fuego. El color fuego varia desde una tonalidad muy intense a colores más claros. Se permite una estrella blanca en el pecho. Manchas blancas mínimas son aceptables en los pies. Las manchas fuego aparecen sobre los ojos, en la parte inferior de las extremidades, en el lado inferior de la cola, alrededor del hocico y en forma de gafas alrededor de los ojos.
Tamaño:Altura a la cruz.

  • Machos: mínimo 66 cm (26 pulgadas).
  • Hembras: mínimo 61 cm (24 pulgadas).
(FUENTE WIKIPEDIA)
Anuncios

2 comentarios to “MASTIN TIBETANO (DOGO DEL TIBET)”

  1. Impresionante, imponente y magnífico animal. Un verdadero gladiador.

  2. HERMOSO DE VERDAD UN SUEÑO …………………..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: